Localización

El yacimiento de Las Hoyas se ubica en el área de la provincia de Cuenca conocida como "Palancares y Tierra Muerta". Este área ha sido considerada Monumento Natural por la Comunidad de Castilla-La Mancha (Consejería de Agricultura y Medio Ambiente, Decreto 2/2001), y se trata por tanto de un espacio protegido y vigilado. Incluye una valiosa representación de la naturaleza del Sistema Ibérico Meridional. Geológicamente, siendo de naturaleza dolomítica y calcárea, contiene relieves cársticos (torcas, valles fósiles incluso con hoces, simas, sumideros, lapiaces, calizas tableadas, etc.). Su denominación toponímica de Tierra Muerta se refiere a su sequedad, ya que su superficie actúa como un inmenso colector de agua de la precipitación que se infiltra hacia los acuíferos.

Las torcas son un elemento geomorfológico considerado de protección especial en Castilla-La Mancha. Las formaciones vegetales dominantes son los pinares de Pinus nigra introducidos, los sabinares albares y el pinar de rodeno. La zona contiene además varias especies de flora y fauna de singular interés con gran diversidad de vertebrados. Cabe destacar también elementos etnográficos relacionados con la explotación ganadera, maderera y agrícola.

En el señalado Decreto aparece también el yacimiento de Las Hoyas, y se incluye debido a que se trata de "uno de los más importantes de España por la variedad y buen estado de conservación de sus fósiles, que han permitido la obtención de un gran número de hallazgos de enorme interés científico". El área donde se realizan los trabajos paleontológicos se encuentra cercada, su extensión es aproximadamente de 2 km2. Por el momento, no es un yacimiento visitable y la extracción de material está penalizada, de modo que sólo se puede acceder a él mediante el debido permiso que proporciona la Consejería de Cultura de la Comunidad de Castilla-La Mancha. La Serrania de Cuenca junto con la Formación Morrison en los Estados Unidos de América son los dos únicos lugares que representan a escala mundial un buen ejemplo de cómo debieron ser los humedales de hace 120 millones de años. Ello unido a la riqueza paleontológica de Las Hoyas ha sido determinante para proponer que esta área sea declarada bien de interés cultural.

Ver mapa más grande