Los lagartos de Las Hoyas

fósil de Meyasaurus

En el yacimiento de Las Hoyas se han descrito 5 especies de Squamata. Todos los ejemplares se encuentran articulados y en muchos de ellos se preserva tanto el cráneo como el esqueleto postcraneal asociados. En comparación con las especies actuales, el tamaño de los ejemplares adultos de lagartos encontrados en Las Hoyas es relativamente pequeño (los adultos más grandes apenas superan los 50 mm de longitud cabeza-cuerpo) y, a efectos comparativos, corresponderían en tamaño a las lagartijas más pequeñas (Psammodromus hispanicus o Algyroides marchi) actualmente presentes en territorio ibérico. En Las Hoyas se han encontrado tanto ejemplares claramente juveniles (de apenas 25 mm de longitud cabeza-cuerpo), con escasa osificación, hasta ejemplares adultos.

Los ejemplares estudiados han sido atribuidos a tres géneros claramente diferentes. Dichas divergencias se manifiestan en multitud de rasgos anatómicos que evidencian, además, distintos hábitos o costumbres. Mientras que la forma mayoritaria (Meyasaurus) corresponde en morfología general a un modelo lacertiforme “típico”, los otros dos géneros presentan particularidades morfológicas que apuntan en un caso a formas trepadoras y, en el otro, a formas “no corredoras”.

Meyasaurus (= Ilaerdeosaurus) diazromerali constituye la forma de lagarto más abundante en el yacimiento de Las Hoyas Desde el punto de vista taxonómico, ha sido incluido en el grupo de los actuales lacertiformes. De hecho, morfológicamente se corresponde con formas típicamente lacertiformes y básicamente corredoras (no necesariamente muy veloces) al tener miembros relativamente alargados, siendo los posteriores más largos que los anteriores. Probablemente se trate de una especie terrestre que vivía y se alimentaba en las orillas o en las inmediaciones del lago.

fósil de hoyalacerta

Hoyalacerta sanzi presenta un tamaño muy pequeño (unos 34 mm de LCC) y que, casi con toda seguridad, corresponde a un ejemplar inmaduro dada la escasa osificación que presentan las epífisis de los huesos largos. Hoyalacerta se caracteriza por su cuerpo relativamente alongado y miembros proporcionalmente cortos. Tal morfología no permite inferir un modo de vida concreto, pero evidencia cuando menos una forma “no corredora”. Dicha morfología es habitual en formas actuales con modos de vida parcialmente excavadores o que se refugian bajo piedras, troncos, etc. No obstante, existen también formas arborícolas que presentan dicha morfología. Taxonómicamente, la especie no ha podido ser adscrita a familia alguna.

fósil de scandensia

Scandensia ciervensis se trata sin duda de la forma de lagarto más singular de Las Hoyas, conocida de un único individuo, de tamaño muy pequeño (25-30 mm). La combinación de rasgos tales como miembros relativamente largos y gráciles, penúltimas falanges muy alargadas, y miembros anteriores y posteriores de igual longitud indican con toda probabilidad que Scandensia era una forma trepadora, de forma similar a los actuales gecos o, en su defecto, a los camaleones. Dada la morfología de los dedos, es probable que la especie presentase incluso estructuras especializadas para trepar, similares a las laminillas subdigitales de los gecos actuales. Taxonómicamente, parece situarse como grupo hermano de los Escamosos actuales. Probablemente, Scandensia vivía en zonas de rocas o de árboles/arbustos.

Un paramacelódido indeterminado ha sido identificado a partir de un fragmento que contiene una serie de osteodermos rectangulares imbricados. Uno de los descubrimientos más notables corresponde al un escamoso de caracterizado por su pequeño tamaño 2.4 cm de longitud total descrito por Bolet and Evans (2012, Palaeontology, 55, 3). Jucaraseps grandipes tuvo un cuerpo muy alagrado, un rostro corto con pocos dientes y extremidades cortas pero con pies muy grandes (tal y como indica la especie). Probablemente, al igual que los lagartos pequeños actuales, viviría entre la hojarasca.