Las Hoyas, un humedal del Cretácico inferior

Reconstrucciones de Mauricio AntónEl yacimiento de Las Hoyas (Cretácico Inferior, Formación La Huérguina, Serranía de Cuenca) fue descubierto por el aficionado local Armando Díaz Romeral y el geólogo Santiago Prieto. Una primera evaluación de la biota fósil y de las características sedimentarias y tafonómicas del yacimiento por el profesor José Luis Sanz de la Universidad Autónoma de Madrid, aconsejaron la constitución de un equipo de investigación multidisciplinar, que durante años fue financiado mediante fondos nacionales y de la Unión Europea. Desde 1988 se han venido sucediendo las campañas de campo y los diferentes proyectos nacionales de investigación, donde la Universidad Autónoma de Madrid a través de la Unidad de Paleontología del Departamento de Biología, y la administración de Castilla-La Mancha a través de las Diputaciones de Cultura y Patrimonio han coordinado los equipos de trabajo, la infraestructura y la colección de Las Hoyas, depositada en el Museo de Las Ciencias de Castilla-La Mancha que se encuentra en la ciudad de Cuenca.

El Proyecto Las Hoyas se ha caracterizado desde su comienzo por integrar investigadores especialistas europeos (paleontólogos, estratígrafos, geolimnólogos y geomicrobiólogos) que reunidos en un Equipo pretendemos conocer la diversidad del pasado, abordar la estructura y dinámica geobiológica de los ecosistemas lacustres y de humedal del Cretácico Inferior. En las primeras fases del proyecto Las Hoyas, bajo la dirección del Dr. José Luis Sanz, se abordó el conocimiento de la Geología y Estratigrafía regional, así como de la Biodiversidad de este ecosistema de hace unos 120 millones de años. Las investigaciones realizadas para conocer a qué grupos biológicos pertenecen los fósiles encontrados en Las Hoyas, nos ha permitido saber que se trata de un yacimiento que ha conservado en gran medida su composición original. Si comparamos Las Hoyas con un ecosistema actual equivalente, podemos decir que el registro fósil encontrado cuenta con la totalidad de los reinos naturales existentes: Bacterias, Hongos, Algas, Plantas y Animales. La biota de Las Hoyas ha proporcionado varios miles de ejemplares (icnofósiles y fósiles corpóreos). Los Metazoos están representados por al menos 5 ó 6 Filos: moluscos, artrópodos, cordados y una serie de animales vermiformes de cuerpo blando que posiblemente pertenezcan a nemertinos y anélidos. Las Plantas, por su parte, están representadas por 4 Filos: ficofitos, briofitas, pteridofitas y espermatofitas. Aproximadamente 132 generos y unas 250 especies forman el total de la biota conocida en Las Hoyas (Sanz et al., 1999; Ortega et al., 2003; Escaso et al., 2004; Fregenal y Buscalioni, 2009). Muchas de estas especies se conocen exclusivamente en esta localidad, otras muestran una distribución más amplia, y su registro fósil es común con el de otras localidades del Cretácico Inferior de la Península, de Europa occidental e incluso de China o Norte América.

Historia de Las Hoyas

 

Actualmente el proyecto, bajo la dirección de la Dra. Ángela D. Buscalioni, incorpora la experiencia adquirida y busca comprender mejor los siguientes aspectos: 1) qué factores (bióticos y abióticos) regulaban el ecosistema, 2) cómo se han producido las asociaciones fósiles, y por qué son tan abundantes en el número de fósiles y finalmente 3) cúal ha sido la evolución ecológica de este complejo ecosistema de humedal a lo largo del tiempo. Estos objetivos nos han llevado a explorar mejor las cuestiones relacionadas con la Tafonomía y Paleoecología del yacimiento y de su entorno geográfico. Por ello, los objetivos de esta segunda fase de estudio hacen que en este proyecto se integren aspectos derivados de los procesos sedimentarios, tafonómicos y paleobiológicos del ecosistema en su globalidad, para comprender mejor su dinámica en el tiempo y en el espacio.

Después de más de 20 años de campañas y estudio, nuestra hipótesis interpretativa general del ecosistema registrado en las calizas litográficas de Las Hoyas está cada vez mejor contrastada. El yacimiento de Las Hoyas de edad Barremiense superior representa uno de los yacimientos de origen lacustre que evidencian la persistencia de extensos humedales en el Cretácico inferior de la Península Ibérica (Buscalioni et al., 2008, Fregenal y Buscalioni, 2009). El ecosistema de Las Hoyas estuvo formado por un complejo de lagos carbonatados que hoy en día sólo es comparable al que forman los Everglades de Florida. Las Hoyas es bien conocida por el hallazgo de una gran diversidad de organismos con una preservación excepcional. Las condiciones excepcionales de preservación en este yacimiento han conservado estadios larvarios, mudas y adultos de insectos, ramificaciones articuladas y fructificaciones de algas carófitas, paquetes musculares, ojos, tractos digestivos e impresiones tegumentarias. Los hallazgos paleontológicos de Las Hoyas han permitido, que la paleontología española esté en la escena internacional entre los mejores yacimientos de plantas, invertebrados y vertebrados del Mesozoico continental. Hace unos 120 millones de años se estarían configurando las condiciones de los humedales modernos, en ellos evolucionaron las plantas con flor, surgieron una gran diversidad de insectos, se diversificaron los peces modernos, las aves, los mamíferos, los cocodrilos, las tortugas, las ranas que actualmente son los animales emblemáticos de estos medios. Cuenca guarda en su Serranía un pasado único de la historia de la Tierra. Las Hoyas es mundialmente famosa por sus descubrimientos únicos: Celtedens, Concornis, Eoalulavis, Pelecanimimus, Concavenator entre otros muchos animales y plantas.