Dinosaurios en Las Hoyas

fósil de dinosaurio

 

Rastro de dinosaurio

Encontrar un esqueleto de dinosaurio es una la actividades más valoradas por los que excavan en el yacimiento, en cambio su abundancia es escasa. Si bien, algunas de las áreas donde se han excavado son ricas en huellas aisladas o pequeños rastros de estos organismos. Desde 1986 se han hallado tres especies, una por ejemplar. El ejemplar de la primera especie adquirió el sobrenombre de “corretón”, el segundo fue "pepito". Estos dos dinosaurios son especies distintas de terópodos; la tercera especie corresponde a un ornitópodo.

El nombre científico de corretón es Pelecanimimus polyodon, su especie hace referencia a uno de los rasgos más particulares de su anatomía, el tener centenares de pequeños dientes entre el maxilar y la mandíbula. Pelecanimimus corresponde a la especie más antigua del registro fósil de su grupo. Su descubrimiento permitió interpretar la evolución de los ornitomimosaurios, un grupo caracterizado por poseer una boca edentada (sin dientes) con un pico córneo bordeando los huesos maxilares y dentarios. La adquisición de una boca edentada comenzó con la reducción del tamaño de los dientes, pero no así su número, pues Pelecanimimus polyodon tiene más de un centenar de dientes.

La conservación de tejidos blandos en los dinosaurios de Las Hoyas no es infrecuente. En el terópodo Concavenator corcovatus (“el dinosaurio jorobado”, Ortega et al., 2010) se ha descrito la podoteca de sus pies. Esta está formada por tres tipos distintos de escamas y el modo en que se ordenan guarda relación con las aves, en especial los avestruces (Cuesta el al., 2015, Cretaceous Research, 56).

 El único resto de dinosaurio ornitópodo encontrado corresponde al pie de un iguanodóntido basal que ha sido atribuido a Mantellisaurus atherfieldensis (Llandrés et al., 2013, Geological Magazine 150(3)). En este ejemplar se conserva el tejido que formaría la almohadilla en torno a las falanges terminales- La última falange está ensanchada y que tiene forma triangular.

Tejido blando que rodea los dedos del pie

Las huellas de los dinosaurios de Las Hoyas son de diverso tamaño. Las huellas de mayor tamaño corresponderían a un animal que debía medir unos 2 metros de alzada. Estas huellas están relativamente mal conservadas y carecen de detalles que ayuden a interpretar qué organismo las produjo. En general son huellas de unos 10 a 20 cms de longitud entre el dedo tercero y el talón. Muchas de estas huellas están orientadas y siguen una misma dirección, lo que nos hace suponer se formaron en vías de paso concretas que utilizarían estos organismos, tal vez para acceder a las fuentes de agua, pero esto es sólo de momento una especulación.