Las excavaciones en Las Hoyas

Trabajo de campoTodos los años por el mes de Julio alumnos y especialistas nos reunimos en Las Hoyas para realizar los trabajos de campo. Durante ya casi una veintena de años un grupo de unas 40 personas realizan estas tareas de extracción y clasificación del material fósil. Se puede decir que unos 600 alumnos han participado en estas tareas. Estos alumnos son universitarios procedentes de diversas licenciaturas especialmente de Biología y Geología. Proceden de distintas Universidades Españolas de Madrid, Barcelona, Salamanca, Granada, Bilbao, Valencia, aunque en su mayor parte son de la Universidad Autónoma de Madrid y Universidad Complutense de Madrid, instituciones de donde proceden el núcleo de los investigadores principales de este proyecto. A todos, sin excepción hay que darles las gracias por su participación, interés y entusiasmo.

Yacimiento: cuadrícula "Blanca"

Las excavaciones en Las Hoyas se realizan en parte de modo sistematizado de tal forma que se recoge toda la información obtenida capa a capa en el yacimiento. Unas fichas de campo que se rellenan capa a capa permiten posteriormente procesar la información que forma parte de la interpretación tafonómica y paleoecológica del yacimiento. Con este fin se levantan las cuadrículas que han ido recibiendo diferentes nombres y que nos han ido permitiendo correlacionar las diversas partes del yacimiento, basándonos en los datos sedimentarios de las laminitas y en el contenido paleontológico de las capas excavadas.Cuadriculas prospectadas en Las Hoyas hasta el año 2005 Estas cuadrículas tienen una superficie de 24 m2 , y debidamente orientadas nos permite obtener las coordenadas espaciales de los ejemplares. De cada capa se anota el número de ejemplares, se determina taxonómicamente, se orienta, y se anota su tamaño. Cada una de estas capas suele estar caracterizada por un tipo de asociación, de modo que podemos encontrar capas exclusivamente formadas por un abundante número de restos vegetales casi monoespecíficos, o capas con crustáceos y peces, o capas con formas larvarias, o bien capas con restos aislados. Los ejemplares son siglados y son anotados en los libros de campo, para después de ser cortados, transportarse a los fondos del Museo de las Ciencias de Castilla-La Mancha ubicado en la localidad de Cuenca.

La extracción del material en el yacimiento es ardua, pues al tratarse de calizas litográficas se utilizan cinceles y martillos para su levantamiento que ha de ser como se ha indicado capa a capa. De modo que se actúa abriendo cada una de las finas láminas que forman las calizas, como si de hojas de un libro se tratase. Todo ello se procura realizar in situ, es decir, sin desubicar las rocas de su lugar. Ello nos ha permitido en ocasiones rastrear los restos de ejemplares que han salido fragmentados en el primer momento de su extracción.